Archivo de la categoría: Ultrasecretos

Álvaro García Linera es vicepresidente de Bolivia, se dice de este político es quien manda, quien dirige la política en Bolivia. Él lo niega. Dice que presidente es y será Evo.

 

O sea, no quiere que le apliquen aquello que le aplicaban al interino de Gómez: “Aquí vive el Presidente, pero el que manda vive en frente”.

El diario El País, de España, le hizo una buena entrevista a este político boliviano. Dijo dos cosas interesantes. “No puede haber un solo modelo político”. Y, “Hay países hermanos a tiempo de dar un golpe de timón”.

Lo afirma este que participa de un gobierno que está en un auge económico y  un crecimiento envidiable.

Les entrego parte del texto de la entrevista que apareció en El País.

-       ¿Qué ha pasado estos meses?

-       Es un problema recurrente que arrastramos desde el ascenso al Gobierno. La mitad del voto del MAS [Movimiento al Socialismo, partido de Morales], que apoya al presidente Evo, se desbanda a los tres meses. Algo así como que el evismo como proyecto es muy fuerte, pero el masismo tiene problemas. En las elecciones municipales se ponen en juego personalidades locales conocidas y con trayectoria. Y ahí tenemos problemas. Somos un partido muy joven que no ha logrado la construcción de liderazgos que puedan abastecer, simultáneamente, un nivel de excelencia en el ámbito nacional, con senadores y diputados, y en los municipios y las gobernaciones.

-       ¿Cuánto pesa el liderazgo de Evo Morales?

-       Mucho. Demasiado. Se espera que sus candidatos tengan las mismas virtudes. Cuando no las encuentran, viene la sanción. La gente cada vez es más exigente.

-       Están tratando de recomponer las relaciones con Estados Unidos [Bolivia expulsó al embajador en 2008], ¿en qué momento se encuentran?

-       Cuando llegamos al Gobierno, teníamos una relación franca, amistosa y de confianza hacia Estados Unidos. Queremos regresar a la antigua situación.

-       Sin embargo, en la pasada Cumbre de las Américas, uno de los discursos más duros contra Estados Unidos fue el de Morales.

-       Porque hay indicios de que la intromisión en asuntos políticos internos de parte de funcionarios de la Embajada aún se mantiene, no han asumido la construcción de lazos de confianza basados en el respeto. No tienen que enseñarnos nada de democracia. Ni nosotros a ellos. Admiramos el desarrollo industrial y tecnológico de Estados Unidos. Es el mercado más importante del mundo, cómo mantenerlo alejado. En los últimos 10 años hemos incrementado los vínculos comerciales sin incrementar los políticos. Las exportaciones se multiplicaron por cuatro. Pero exigimos respeto, y mientras eso no se dé nuestra posición va a ser dura, de denuncia.

-       El modelo económico boliviano ha funcionado, pero el de algunos de sus socios como Brasil, Argentina y, sobre todo, Venezuela, no. ¿Qué han hecho mal?

-       No me atrevería a juzgar lo que sucede en algún país. Respondo en términos generales.

-       ¿Qué futuro le espera a la izquierda en América Latina?

-       El riesgo de una inflexión, leve o crucial. Los países hermanos con problemas están a tiempo de hacer un giro de timón que permita reencauzar una buena gestión económica. Lo importante es tener la voluntad política para tomar decisiones, para volver sostenible su economía y la distribución de la riqueza que emprendieron tiempo atrás. Es bueno siempre tener miradas plurales y nunca tener un modelo. Hay que usar el mundo como caja de herramientas para construir algo propio. Podemos representar a una izquierda renovada, sin los complejos ni frustraciones de los últimos 30 años. Lo importante es que sepan adecuar todo lo que aprenden a una realidad específica y que en ella encuentren la fuerza propia de su proyecto. Uno puede aprender de otras experiencias pero nunca puede construir un proyecto imitando lo que sucede en otro país. Ese fue el fallo de los partidos comunistas. Creían que había un molde de emancipación social. Y resulta que no, que cada sociedad sabía cumplir su destino.

L. J. Hernández

 

 

Comparte esto en Facebook
  • De cómo el hombre poderoso del FMI y del gobierno de Aznar, exigía a los países una moral que nunca tuvo

Primero fue la familia Pujol, de Cataluña. Después fue el presidente del Gran Banco de Andorra asociado a ricachones jóvenes de Venezuela. Ahora aparece nada menos que Rodrigo Rato, ex todopoderoso gerente del Fondo Monetario Internacional, ministro de Finanzas de Aznar y casi candidato a la Presidencia de España.

Aparece este mozo adulto, como dirían los españoles, con real por todas partes. Cuentas diversas en paraísos fiscales y bancos de Madrid. Dólares en Suiza y dale.

Bankia el banco que regentó ahora, le exige 133 millones de euros y exige que le embarguen las cuentas para recuperar la fianza que otorgó a este corrupto de alto rango, actividad en la que cabalgaba desde hace mucho rato y que devendrá en escándalos de corrupción pa’ rato.

Un analista de cuentas corruptas estima una gran fortuna. Más de 100 millones de dólares. Poco menos que las de Pujol.

Rodrigo Rato es del partido de gobierno. La centroderecha de Aznar. Los Pujol son del vientre centroizquierdista.

O sea, la corrupción sin ideología, porque hasta la ultraizquierda, el Partido Comunista de España aparecen en la danza de las tarjetas que le sacaron y casi quebraron a Bankia.

Rato no tiene dinero en Andorra, pero el presidente del BPA anda en enredo y sus ejecutivos fueron despedidos por recibir sobornos de ricachones venezolanos. Acaba de iniciarse otra investigación sobre legitimación de capitales o lavado de dinero, por las transferencias de dólares petroleros desde Venezuela. Antes, había estallado el escandalo Diego y otros agentes financieros, incluidos los nuevos ricos venezolanos.

Son jóvenes que no pasan de 25 años. Otros están vinculados a las operaciones de la industria del petróleo. Su fortuna es inexplicablemente grosera.Han desaparecido de las actividades de Venezuela. La banca suiza le congeló 380 millones de dólares a solicitud del gobierno gringo.

“Ya estamos sobre sus lomos”, dijo el vocero Dean Rhodes, desde Washington. “Varias cuentas han sido congeladas”.

Rato al cubo

Están vinculados a operaciones montadas desde Nueva York con la esposa de un ex editor que vendió su propiedad y no ha podido justificar el dineral de casi 120 millones de dólares, ante el Tesoro de Estados Unidos. Ya una vez debió pagar una multa por 6 millones de dólares. El delito: Ocultar sus utilidades. Eso es grave para los ciudadanos de nacionalidad norteamericana y él lo es. La mujer anda ahora deprimida y arrepentida. Hace unos años se habló de ruptura. “Nada hay oculto entre cielo y tierra”, dijo Rhodes.

Este señor tiene a cargo una pesquisa sobre el ex director del FMI, ahora bajo la alfombra de la Justicia.

Casos sobran

Las cuentas secretas del ex director del FMI, los grandes constructores corruptos de Petrobras que se llevaron 2 mil millones de dólares, el ‘nueragate’ de Chile, los lavados del empresario de confianza de los Kirchner, los nuevos testaferros de Andorra y los 101 vagabundos de México.

L. J. Hernández

 

Comparte esto en Facebook
Quinto Día Facebook
COLUMNAS
LO MÁS LEIDO