Archivo de la categoría: Ultrasecretos

  • No a la reelección presidencial y desfavorable la opinión sobre Maduro y su gobierno.
  • Ninguno, es la respuesta de la mayoría cuando pregunta si se identifican con el Gobierno o con la oposición.
  • Pero cuando le piden opinión sobre quién ganaría las elecciones parlamentarias, la mayoría cree que habrá más diputados de oposición

La mayoría no quiere reelección presidencial y pareciera inclinarse por una Constituyente.

Ninguno, es el término con el cual responden su preferencia política, pero el Psuv sigue con un 30 por ciento muy despegado de los partidos tradicionales, que en total alcanzan 20 por ciento. Pero…

No se alegren los rojos, que para Seijas perderían una elección con Presidente y todo, si las elecciones fueran hoy. La inseguridad sigue siendo el problema. Estas son las cifras:

Situación en general del país, hoy en día: Muy buena 0.4; Buena 5.5; Regular hacia buena 16.0; Regular hacia mala 13.4; Mala 35.0; Muy mala 29.4; NS/NR 0.4. Acerca de lo que dicen las personas, de que en el país se vive una crisis económica: Muy de acuerdo 19.5;  De acuerdo 64.6; En desacuerdo 13.4; Muy en desacuerdo 1.6; NS/NR 0.9. Acerca de lo que dicen las personas, de que en el país se vive una crisis política: Muy de acuerdo 17.3; De acuerdo 64.0; En desacuerdo 13.6; Muy en desacuerdo 2.0; NS/NR 3.1.  Los tres principales problemas que confronta el país, hoy en día: Inseguridad 71.6; Desempleo 23.1; Alto costo de la vida 35.8; Problemas sociales 3.8; Servicios de salud 19.0; Educación/Deporte 3.5; Inestabilidad política 5.0; Corrupción del Gobierno 3.6; Servicios públicos 2.9; Falta de viviendas 1.1. Acerca de convocar a una nueva Asamblea Nacional Constituyente con el fin de producir un cambio político en Venezuela: Muy de acuerdo 9.3; De acuerdo 58.6; En desacuerdo 22.3; Muy en desacuerdo 3.8; NS/NR 6.1. Disposición a firmar para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente con el fin de producir un cambio político en Venezuela: Muy dispuesto 9.6; Dispuesto 45.0; Poco dispuesto 13.3; Nada dispuesto 27.4; NS/NR 4.8. Voto, en caso de convocarse mañana una Asamblea Nacional Constituyente: Candidatos del Psuv 25.4; Candidatos que proponen “La salida” 23.5; Candidatos del resto de la MUD 23.4; NS/NR 27.8.  Grado de acuerdo en cuanto a propuestas de cambios a la Constitución del país: Reducir el período presidencial de 6 a 4 años: Muy de acuerdo 10.1; De acuerdo 54.7; En desacuerdo 30.0; Muy en desacuerdo 3.4; NS/NR 1.9.  Eliminar reelección presidencial indefinida: Muy de acuerdo 15.0; De acuerdo 48.7; En desacuerdo 30.7; Muy en desacuerdo 3.0; NS/NR 2.6.  Elegir un nuevo Tribunal Supremo de Justicia: Muy de acuerdo 17.6; De acuerdo 61.8; En desacuerdo 14.6; Muy en desacuerdo 1.1; NS/NR 4.9. Elegir un nuevo Fiscal General de la República: Muy de acuerdo 17.6; De acuerdo 61.8; En desacuerdo 14.6; Muy en desacuerdo 1.1; NS/NR 4.9.  Elegir un nuevo Defensor o Defensora del Pueblo: Muy de acuerdo 16.9; De acuerdo 57.7; En desacuerdo 18.7; Muy en desacuerdo 0.7; NS/NR 6.0.  Acerca de liberar a los presos políticos mediante amnistía o indulto: De acuerdo 63.6; En desacuerdo 24.9; NS/NR 6.4.

Comentarios

Leopoldo López es un golpista que tiene una agenda oculta para tumbar al gobierno: Verdadero 27.3; Falso 57.8; NS/NR 15.0. Nicolás Maduro no tiene liderazgo: Verdadero 64.8; Falso 31.1; NS/NR 4.1. El que manda de verdad en Venezuela no es Nicolás Maduro, es Diosdado Cabello: Verdadero 63.5; Falso 27.6; NS/NR 8.9. Nicolás Maduro se robó las Elecciones Presidenciales del 14A: Verdadero 45.4; Falso 37.8; NS/NR 16.9. Las fuerzas de seguridad del Estado venezolano han torturado y maltratado a las personas que protestan: Verdadero 65.1; Falso 24.8; NS/NR 10.1. La oposición está planificando un magnicidio para asesinar al presidente Nicolás Maduro: Verdadero 18.5; Falso 64.9; NS/NR 16.5. Las denuncias de magnicidio hechas por el Gobierno son una mentira para tapar los problemas del país: Verdadero 66.1; Falso 24.0; NS/NR 9.9. En el país existen presos políticos: Verdadero 80.4; Falso 13.6; NS/NR 6.0. En Venezuela la Constitución y las Leyes son violadas todos los días por el actual gobierno: Verdadero 74.7; Falso 19.9; NS/NR 5.4. Comentario con el que está más de acuerdo: “El Gobierno no es democrático y se está convirtiendo en una dictadura” 59.6; El gobierno sí es democrático: 37.8; NS/NR 2.6.

Acerca de los recientes cambios (sacudón) anunciado por el presidente Nicolás Maduro en su Gobierno, llenó sus expectativas sobre la situación económica y política o no era lo que esperaba: Llenó las expectativas 15.8; No era lo que esperaba 77.9; NS/NR 6.4. Acerca de cómo se definiría políticamente: Chavista 32.5; No chavista 44.3; Ninguno de los dos 22.9; NS/NR 0.4.

Bloques Políticos Situacionales

Bloque Oficialista 33.0; Oficialismo 30.5; Pro-Oficialista 2.5;  Bloque Oposición: 52.5; Oposición: 21.1; Pro-Oposición 31.4; No identificado 14.5. Candidatos a Diputados a la Asamblea Nacional, por los que preferiría votar en las próximas Elecciones Parlamentarias: Candidatos al Oficialismo 27.6; Candidatos a la Unidad/Oposición 45.2. Voto en caso de realizarse en este momento Elecciones Presidenciales y Nicolás Maduro se presentara como candidato: A favor 26.8; En contra 61.1; NS/NR 27.2. Frase con la que está más de acuerdo: Nicolás Maduro ha sido un digno heredero del legado del presidente Chávez 27.8; Nicolás Maduro ha botado el capital político de Hugo Chávez 67.4; NS/NR 4.9.

 

Luis José Hernández

Comparte esto en Facebook
  • Por qué ganó otra vez.
  • Hasta dónde su fidelidad a Fidel.
  • ¿Hasta que la muerte los separe?
  • Del socialismo al pragmatismo

Evo no es ningún comunista. Es un “Vevo”. En Bolivia significa “vivo” entre sus opositores.

Pero vivo o “vebo” les acaba de ganar otra elección y esta vez con casi 60 por ciento.

Pero antes, este líder indígena debió entenderse con sectores de la derecha que lo adversa existencialmente.

Santa Cruz, la región más anti-Evo, cedió sus votos o parte de ellos lo suficiente, para ganar cómodamente.

Y es que Evo ha sabido moverse entre el grito antiimperialista y el aplauso al capitalismo.

El líder se ha adaptado a lo que es Bolivia. Una mezcla política de populismo y capital. Lo que llaman los analistas el pragmatismo. En criollo, ha bailado el son que le toquen.

La estrategia le ha valido importantes éxitos en su gestión, hasta para los periódicos gringos como The New York Times y Washington Post, lo elogian con furia y destacan el crecimiento inusual de la economía boliviana.

El otro secreto de Evo está en la administración de su burocracia. La confió al inamovible ministro de Finanzas y a su vicepresidente.

Además de su canciller, si son socialistas lo disimulan muy bien en su cónclave empresarial.

Evo es su mejor relacionista. Él no gobierna. Él deja gobernar y aprueba. Quiere resultados.

De convencer a los pobres se encarga él. Lo ha hecho muy bien. Es una oratoria encantadora. Hasta para dedicar su triunfo a Fidel y a Chávez, así las obras se las dedique a los yanquis.

Ese es Morales. Comentaba el analista Jorge Luján. Un rato con los pobres y el gobierno con los ricos, a quien ha logrado convencer para sus obras sociales.

La pobreza ha caído en serio advierte, Lujan. Así es que se gobierna.

Otro analista que publica en el diario El País, tiene esta conclusión sobre por qué Evo ganó.

“La cuadratura del círculo suele ser imposible, y por lo pronto la habilidad política y el carisma de Evo han logrado que funcione su doble discurso: la retórica sigue siendo la de la tradicional izquierda latinoamericana, pero el modelo es el de un capitalismo de Estado que sabe limar los peores excesos neoliberales”, dice Edmundo Paz Soldán, en el diario El País.

“Para Evo y su partido, el MAS, resulta cada vez más difícil atacar al capitalismo y al imperialismo, cuando organismos como el FMI y medios como The Wall Street Journal no han hecho más que destacar en los últimos días los éxitos económicos del Gobierno boliviano. Son los riesgos de un proyecto hegemónico, que a medida que avanza e incorpora a sus enemigos derrotados va desdibujando su núcleo ideológico. El diseño para este nuevo mandato consiste entonces en mantener felices a sus bases con el corazón más a la izquierda -los movimientos sociales y populares que lo han acompañado desde el principio- y a la vez los nuevos adherentes del centro y la derecha. ¿Cómo administrar la hegemonía?”

“Entre las asignaturas pendientes de Evo está la prometida industrialización del país; la buena o mala salud de la economía boliviana no puede estar sujeta a los precios de los recursos naturales. El problema es que, en proyectos ambiciosos como el de una fábrica de litio, Evo ha querido evitar pactos con inversores extranjeros y mantener el control total del Estado. Los analistas dicen que es poco práctico que un proyecto como este despegue sin capital humano e inversiones de afuera, por lo que no resulta fácil la decisión de Evo: un pacto con capitales extranjeros puede verse como un paso más hacia la derechización del modelo económico, y quizás en este tema, la retórica no baste para convencer a los sectores que tradicionalmente han apoyado a Evo de que su Gobierno no es un aliado del capitalismo ortodoxo”.

“Evo ha logrado una transformación profunda en las estructuras sociales del país, incorporando a la esfera pública a los representantes de las mayorías excluidas, pero el agujero negro de su agenda de cambio es el tema de los derechos de las mujeres; su falta de urgencia no se explica en un país en que la violencia de género ha ido en aumento. Son los límites de un proyecto patriarcal y caudillista; la izquierda, aquí, nunca ha sido revolucionaria (y la derecha tampoco). Puede que sea difícil, pero Evo tiene el suficiente capital político para lograr cambios fundamentales en este tema, si se lo propone. El problema es que hasta ahora ha sido más bien un representante del retrógrado statu quo”.

“La industrialización del país y un programa serio de apoyo a los derechos de las mujeres podrían ser las bases del nuevo período de Evo y el MAS; ayudarían, sin duda, a administrar la hegemonía.  En el camino, la ideología original del partido seguirá desdibujándose”.

 

………………………

Alta política

El Gobierno y el caso Serra

El caso Serra tiene confundido al propio Gobierno. Si es cierto que dos Policaracas dependientes de la Alcaldía del Libertador, aparecen señalados en la primera fase del sumario, ni el presidente Maduro, ni el ministro Rodríguez Torres han podido ofrecer elementos de convicción, como decimos los abogados, contra el colombiano ex presidente Álvaro Uribe.

Ni siquiera Jorge Rodríguez, de cuya alcaldía dependen los presuntos criminales, ha dicho una palabra.

Nadie creería que esos dos Policaracas fueran agentes de Uribe Vélez. Hay un informe de un ex alcalde de Caracas que acusa a dos colombianos, uno de los cuales habría “comprado” a un joven escolta de Robert Serra, que en algún momento confesó diferencias con la víctima.

El colombiano, con un prontuario de crímenes y secuestros, huyó el mismo día a su país.

Era un paramilitar y operaba desde el 23 de Enero.

Según ese informe, “el colombiano” tendría conexiones en la sección contra homicidios de una policía.

Pero hay tantas versiones que es mejor no sentenciar por ahora.

 

L. J. Hernández

Comparte esto en Facebook
    COLUMNAS
    LO MÁS LEIDO