ARTÍCULO

Comparte esto en Facebook

El Precursor del Derecho Municipal en Venezuela

Luis Torrealba Narváez, el precursor de los estudios de lo que ha sido llamado “el Estado en pequeño”, el Municipio, nos abandonó repentinamente en Caracas el pasado 26 de enero.

Hijo de un caraqueño y de una margariteña de varias generaciones, Carmen Narváez, nació en Porlamar, estado Nueva Esparta, el 4 de febrero de 1926. Inició sus estudios en Margarita, siendo conducido por sus tendencias a la Facultad de Derecho de la UCV, donde obtuvo su Doctorado, con la presentación del primer texto monográfico elaborado en el país sobre el Contencioso Administrativo. Esta obra, realizada bajo la guía de Antonio Moles Caubet, revela la influencia del artífice del Derecho Público en Venezuela.

En su primera etapa de actuación profesional, su labor de Síndico Procurador Municipal del Distrito Federal le acentúa la pasión por el Derecho Municipal. Justamente de allí nace su “Compilación Legislativa Municipal del Distrito Federal” (Tomos I, II y III), cuyo tomo IV, constituido por el análisis de los juicios en defensa de la autonomía municipal fue el homenaje que hiciera el indicado órgano a la ciudad de Caracas en su Cuatricentenario. Posteriormente, publicó múltiples trabajos de sistematización de la normativa municipal o de análisis teórico de sus temas, pudiendo mencionarse entre ellos: “Aspectos Jurídicos del Urbanismo”; “El Régimen Jurídico del Instituto Nacional de la Vivienda”; “Los Servicios Públicos de Carácter Municipal” y “La Reforma Municipal”.

Las monografías del autor van a ser impactantes en el desarrollo de la normativa municipal, tales como “La Planificación Urbana Local y sus Principales Problemas Jurídicos”; “Las Elecciones Uninominales en los Concejos Municipales” y los “Comentarios Críticos sobre la Ordenanza de la Ordenación Urbana del Área Metropolitana de Caracas y su Zona de Influencia”. Luis Torrealba no solamente fue entre nosotros el mayor exponente doctrinario de la materia de su especialidad, sino también el inspirador y creador de sus primeras normas, tal como sucediera con la primigenia Ley Orgánica del Régimen Municipal.

Al publicarse los “Estudios de Derecho Municipal Venezolano”, en el Prólogo, que tuve el honor de elaborar, señalaba que se trataba de una obra global que, ambiciosamente, trazaba el mapa de la geografía temática; pero un mapa no estático, sino vivo, funcional, que denuncia las irregularidades; que propone los cambios para su mejoramiento, ya que con el gran conocimiento de la realidad, le fue posible a su autor, sugerir las soluciones esenciales, decía entonces que tenía que ser el espíritu de un margariteño el que nos ofreciera el estudio del municipio venezolano.

Indicaba al respecto que el autor atendió a la voz de su coterráneo, el poeta (Luis Beltrán Prieto) cuando clamaba: “Si tienes una idea ponla en el viento/ el viento la aventará muy lejos, hasta encontrar la tierra/ para hacerla raíz, tronco y ramas, se cubrirá de flores, dará frutos y pájaros, será pan y gorjeos/ Las ideas en el viento/ caminan, crecen, vuelan; livianos mensajeros…/”. Eso fue lo que hizo Luis Torrealba a través de sus obras, divulgar con la fuerza de su espíritu, la idea de un municipalismo autónomo, liberado de las influencias negativas de la dependencia organizativa, dispuesto a oír la voz del hombre común y corriente; de adivinar las soluciones y de ponerlas en acto con los mágicos mecanismos que surgen de la experiencia y del conocimiento. Luis Torrealba posee méritos para ser reconocido como una figura de la historia jurídica de nuestro país y así debería declararse, rindiéndosele el homenaje que se merece a quien fuera un ser sencillo, cordial, alegre, digno representante del estado Nueva Esparta.

    COLUMNAS
    LO MÁS LEIDO