EXCLUSIVAS DE ÚLTIMA PÁGINA

J.A. Almenar

 
EMERGENCIAEs una ex magistrada del Tribunal Supremo de Justicia. Profesora universitaria y académica. Fue una de las que votó la destitución del presidente Carlos Andrés Pérez. Su hijo político es Rafael Ramírez, ministro de Energía, presidente de PDVSA y vicepresidente de la Economía. Cómo diríamos en Barinas, manager, cuarto bate y novio de la madrina. Su nombre Hildegard Rondón de Sansó. En su artículo que semanalmente escribe en Quinto Día, le exigió a Maduro el viernes pasado, la declaratoria de emergencia para restablecer el abastecimiento de productos farmacéuticos y de uso clínico, no sin antes denunciar que hay peligro para pacientes, clínicas privadas y hospitales públicos. Transcribo textualmente párrafos de la doctora Rondón, insospechable de ser burguesa, pitiyanqui, parasitaria o golpista”. Lean pues. “En los momentos actuales hay peligro a la salud, por la carencia absoluta, en algunos casos, de medicamentos para atender a una serie de enfermedades. La búsqueda de medicamentos por las farmacias es casi siempre infructuosa, por cuanto muchos productos no se encuentran en las estanterías ni pueden ser hallados en parte alguna. Además, está el problema de los insumos que se utilizan clínicamente, así como los destinados a las terapias preventivas y quirúrgicas. La carestía es tal que faltan elementos esenciales para dotar una sala operatoria y, asimismo, hay carestía del instrumental médico y para médico. La situación, en el día de hoy, revela que varias clínicas han ordenado el cese de las cirugías, por carecer de los recursos indispensables para realizarlas. En igual situación se encuentran los hospitales públicos, los docentes y de emergencia. Es así como el Presidente de la República, en Consejo de Ministros, debe declarar el estado de emergencia en la materia de los productos farmacéuticos y de uso médico como un estado de alarma, para ordenar medidas extraordinarias que restablezcan el abastecimiento de medicinas, insumos y servicios. Tengamos presente que las instituciones como esta, que figuran en la Constitución, no están de adorno, aun cuando sean poco utilizadas”. Hildegart Rondón de Sansó. SACUDÓN. Es un riesgo predecir decisiones que cambian todos los días sobre todo si hay discrepancias entre jerarcas de un gabinete. Maduro ha aplazado varios meses el anunciado sacudón y lo hace por gotas. La última medida fue acabar con la pugna Ramírez Fleming y concentrar el poder de importación, divisas y algo más en la vicepresidencia. Esta decisión no ha debido caer bien a Ramírez y hasta ayer jueves su salida era un hecho. Otros no ratificados son Dante Rivas, Gil o García Plaza por que hasta ayer fusionarán Agricultura y Alimentación. Con Ramírez había un problema. El sucesor porque el de CITGO fue descartado. Tampoco José Rojas. Gústele o no a gente del Gobierno Ramírez había logrado consolidar sus relaciones dentro y fuera. Pero, todo puede ocurrir. El otro problema para un sucesor. El idioma. Y las diferencias. Un grupo más hacia Maduro quiere el cambio de Sicad 2 para todos los productos con excepción de Alimentos, Medicinas y repuestos que estarían a 11. Esto lo escribo el jueves. Antes del mediodía. MILITARES. Son 7 los militares detenidos por supuesta conspiración. Hay otros diez investigados. Sus familiares no creen en la versión de la DIM. GASOLINA. El Presidente ha dicho que no gobierna por encuestas. Así que dejará a un lado estas cifras. 61 por ciento ya no quiere el aumento de la gasolina. Otro 56 no desea aumento de la cesta básica. Un 75.3 declara molestia por la escasez. Y otro 66 no quiere Captahuellas. LA OTRA ENCUESTA. Circulan en el mundo dos encuestas. Una es Gallup, de Estados Unidos y la otra es Media Internacional. Ambas coinciden en el récord de inseguridad de América Latina. En el caso de Venezuela sólo el 20 por ciento se considera seguro. Venezuela y Honduras aparecen como los países más inseguros. Sólo el 26 por ciento de los venezolanos, dijo tener confianza en sus policías. En el 2012 Venezuela registró la mayor tasa de crímenes y secuestros después de Honduras. El 67 por ciento entrevistado por Media Internacional dijo que responsabiliza al Gobierno. Un 32 por ciento cree que el capitalismo. Un 82 rechaza al modelo cubano y 86 quiere una democracia que logre la unidad y el diálogo entre venezolanos. Dato importante: un 43 por ciento de chavistas dicen que no creen que el problema se resuelva en socialismo, el 32 por ciento dice que sí. Otro 40 por ciento dice que tampoco la MUD resolvería la crisis. Un 69 por ciento cree que un gobierno independiente, con todos los sectores, arreglaría la crisis. Una solución militar es rechazada por 75 por ciento. Y un 51 por ciento cree que los militares deben dejar de ser activistas políticos y dedicarse a su función institucional. Media Inter, también dice que para diciembre habrá muchos y peligrosos problemas entre los partidos. El PSUV mantiene 32 por ciento. Todos los partidos de oposición 24. Primero Justicia y AD pugnan por el liderato opositor. Pero se estrellan contra los opositores NI NI que ya están en 48. MUD. Lo ocurrido en la encerrona de la MUD cuando cazaron una grabación supuestamente para el Gobierno, es vergonzoso, me comentó un dirigente de VP tras anunciar que en la próxima reunión propondrá la expulsión de quien haga este tipo de espionaje. ¿SÓLO LA GNB? La “guerra” al contrabando fronterizo movió las aguas negras de una actividad que ha consumido años de impunidad. Ahora, tras descubrirse parte del telón, aparecen también sus actores. Un señor Arévalo, de Cúcuta, declara esto para un trabajo de un diario, no precisamente opositor: “La mitad de los carros que tanquean en Venezuela para vender combustible en Colombia, son propiedad o están vinculados a la GNB, quienes venden el combustible a 1.5$ el galón. Son 100 mil barriles diarios que cada día pasan por la frontera”, concluye Arévalo. Donde este señor es injusto, es en atribuir sólo a la GNB la culpa del problema. Para manejar esas cifras del negocio, tendría que participar todo un componente. Y eso no es así. Conozco muchos oficiales y guardias honestos. En esta madeja están enredados otros componentes militares, policiales y “altos políticos”, que son capos. Los hay rojos. Pero también de otros colores, me dijo Hermes Guzmán Azocar. Hasta con los chips han negociado.

Comparte esto en Facebook
EMERGENCIA
Es una ex magistrada del Tribunal Supremo de Justicia. Profesora universitaria y académica. Fue una de las que votó la destitución del presidente Carlos Andrés Pérez. Su hijo político es Rafael Ramírez, ministro de Energía, presidente de PDVSA y vicepresidente de la Economía. Cómo diríamos en Barinas, manager, cuarto bate y novio de la madrina. Su nombre Hildegard Rondón de Sansó. En su artículo que semanalmente escribe en Quinto Día, le exigió a Maduro el viernes pasado, la declaratoria de emergencia para restablecer el abastecimiento de productos farmacéuticos y de uso clínico, no sin antes denunciar que hay peligro para pacientes, clínicas privadas y hospitales públicos. Transcribo textualmente párrafos de la doctora Rondón, insospechable de ser burguesa, pitiyanqui, parasitaria o golpista”. Lean pues. “En los momentos actuales hay peligro a la salud, por la carencia absoluta, en algunos casos, de medicamentos para atender a una serie de enfermedades. La búsqueda de medicamentos por las farmacias es casi siempre infructuosa, por cuanto muchos productos no se encuentran en las estanterías ni pueden ser hallados en parte alguna. Además, está el problema de los insumos que se utilizan clínicamente, así como los destinados a las terapias preventivas y quirúrgicas. La carestía es tal que faltan elementos esenciales para dotar una sala operatoria y, asimismo, hay carestía del instrumental médico y para médico. La situación, en el día de hoy, revela que varias clínicas han ordenado el cese de las cirugías, por carecer de los recursos indispensables para realizarlas. En igual situación se encuentran los hospitales públicos, los docentes y de emergencia. Es así como el Presidente de la República, en Consejo de Ministros, debe declarar el estado de emergencia en la materia de los productos farmacéuticos y de uso médico como un estado de alarma, para ordenar medidas extraordinarias que restablezcan el abastecimiento de medicinas, insumos y servicios. Tengamos presente que las instituciones como esta, que figuran en la Constitución, no están de adorno, aun cuando sean poco utilizadas”. Hildegart Rondón de Sansó.
Comparte esto en Facebook
SACUDÓN
Es un riesgo predecir decisiones que cambian todos los días sobre todo si hay discrepancias entre jerarcas de un gabinete. Maduro ha aplazado varios meses el anunciado sacudón y lo hace por gotas. La última medida fue acabar con la pugna Ramírez Fleming y concentrar el poder de importación, divisas y algo más en la vicepresidencia. Esta decisión no ha debido caer bien a Ramírez y hasta ayer jueves su salida era un hecho. Otros no ratificados son Dante Rivas, Gil o García Plaza por que hasta ayer fusionarán Agricultura y Alimentación. Con Ramírez había un problema. El sucesor porque el de CITGO fue descartado. Tampoco José Rojas. Gústele o no a gente del Gobierno Ramírez había logrado consolidar sus relaciones dentro y fuera. Pero, todo puede ocurrir. El otro problema para un sucesor. El idioma. Y las diferencias. Un grupo más hacia Maduro quiere el cambio de Sicad 2 para todos los productos con excepción de Alimentos, Medicinas y repuestos que estarían a 11. Esto lo escribo el jueves. Antes del mediodía.
Comparte esto en Facebook
MILITARES.
Son 7 los militares detenidos por supuesta conspiraciónHay otros diez investigados. Sus familiares no creen en la versión de la DIM.
Comparte esto en Facebook
GASOLINA
El Presidente ha dicho que no gobierna por encuestas. Así que dejará a un lado estas cifras. 61 por ciento ya no quiere el aumento de la gasolina. Otro 56 no desea aumento de la cesta básica. Un 75.3 declara molestia por la escasez. Y otro 66 no quiere Captahuellas.
Comparte esto en Facebook
LA OTRA ENCUESTA
Circulan en el mundo dos encuestas. Una es Gallup, de Estados Unidos y la otra es Media Internacional. Ambas coinciden en el récord de inseguridad de América Latina. En el caso de Venezuela sólo el 20 por ciento se considera seguro. Venezuela y Honduras aparecen como los países más inseguros. Sólo el 26 por ciento de los venezolanos, dijo tener confianza en sus policías. En el 2012 Venezuela registró la mayor tasa de crímenes y secuestros después de Honduras. El 67 por ciento entrevistado por Media Internacional dijo que responsabiliza al Gobierno. Un 32 por ciento cree que el capitalismo. Un 82 rechaza al modelo cubano y 86 quiere una democracia que logre la unidad y el diálogo entre venezolanos. Dato importante: un 43 por ciento de chavistas dicen que no creen que el problema se resuelva en socialismo, el 32 por ciento dice que sí. Otro 40 por ciento dice que tampoco la MUD resolvería la crisis. Un 69 por ciento cree que un gobierno independiente, con todos los sectores, arreglaría la crisis. Una solución militar es rechazada por 75 por ciento. Y un 51 por ciento cree que los militares deben dejar de ser activistas políticos y dedicarse a su función institucional. Media Inter, también dice que para diciembre habrá muchos y peligrosos problemas entre los partidos. El PSUV mantiene 32 por ciento. Todos los partidos de oposición 24. Primero Justicia y AD pugnan por el liderato opositor. Pero se estrellan contra los opositores NI NI que ya están en 48.
Comparte esto en Facebook
MUD
Lo ocurrido en la encerrona de la MUD cuando cazaron una grabación supuestamente para el Gobierno, es vergonzoso, me comentó un dirigente de VP tras anunciar que en la próxima reunión propondrá la expulsión de quien haga este tipo de espionaje.
Comparte esto en Facebook
¿SÓLO LA GNB?
La “guerra” al contrabando fronterizo movió las aguas negras de una actividad que ha consumido años de impunidadAhora, tras descubrirse parte del telón, aparecen también sus actores. Un señor Arévalo, de Cúcuta, declara esto para un trabajo de un diario, no precisamente opositor: “La mitad de los carros que tanquean en Venezuela para vender combustible en Colombia, son propiedad o están vinculados a la GNB, quienes venden el combustible a 1.5$ el galón. Son 100 mil barriles diarios que cada día pasan por la frontera”, concluye Arévalo. Donde este señor es injusto, es en atribuir sólo a la GNB la culpa del problema. Para manejar esas cifras del negocio, tendría que participar todo un componente. Y eso no es así. Conozco muchos oficiales y guardias honestos. En esta madeja están enredados otros componentes militares, policiales y “altos políticos”, que son capos. Los hay rojos. Pero también de otros colores, me dijo Hermes Guzmán Azocar. Hasta con los chips han negociado.

Comparte esto en Facebook
    COLUMNAS
    LO MÁS LEIDO