ARTÍCULO

Comparte esto en Facebook

El drama del Táchira con Copei en el poder

FRONTERA. Los pueblos fronterizos están siendo aplastados por la escasez. Ya no es sólo por la gasolina. Hasta para una bombona de gas hay que hacer colas larguísimas o esperar durante semanas el servicio. Ni San Cristóbal, capital del Táchira, se salva de ello. Trate de buscar una paca de cemento y tendrá que vivir una odisea. Los alimentos venezolanos de la cesta básica, de Mercal o Pdval, abundan pero en Cúcuta (Colombia), a precios exorbitantes. Las carreteras son una peligrosa guillotina. La electricidad falla con frecuencia. A eso súmele el aumento del sicariato. La extorsión de grupos paramilitares y guerrilleros. En diciembre miles de tachirenses viajaron al estado. La aplicación del chip o tag para echar gasolina agarró por sorpresa a los visitantes. Fue un caos. Horas y horas de cola para echar gasolina o para conseguir un pase provisional. Ni antes, cuando mandó el chavismo, ni ahora cuando manda la oposición, hay líder que le tenga cariño al Táchira. Conozco a César Pérez Vivas desde que era un diputado combativo por el estado. Ahora como gobernador su excusa más frecuente es que el gobierno nacional no lo deja trabajar. La verdad es que la oposición que se alió con Pérez Vivas para el gobierno regional es un mosaico de colores, algunos muy decentes pero otros muy corruptos, que fueron tras el negocio de la Lotería del Táchira, de los contratos, del dinero que da el poder. César debe demostrar que es capaz de defender a la región con pasión. Y para mayor tristeza, el candidato del chavismo no tiene apego por la región; fue impuesto y tratará de lidiar con las tormentas internas del Psuv. El Táchira necesita alguien que de verdad lo quiera.

IRIS. Es la ministra del Servicio Penitenciario. En lugar de aclarar, si puede, o explicar la política de su despacho, sobre la información que publicamos la semana pasada, se limita a amenazar. Iris Varela, a quien conozco hace años porque las dos somos tachirenses, a quien le he tenido aprecio y respeto, de quien valoré durante mi trabajo en diario La Nación el espíritu que tenía para colaborar con gente necesitada, ahora me sorprende. Es increíble lo que hace el poder. Es obvio que no puede desmentir la información que publiqué, porque están dejando en libertad a narcotraficantes y homicidas. La estoy alertando de la gravedad del hecho, de que está violando un dictamen del Tribunal Supremo de Justicia, de que es peligroso para la sociedad, vulnerarla de tal manera. Que el delito no tiene ideología, las víctimas tampoco. La respuesta de Iris es calificar de “infamias infundadas” lo publicado en la edición pasada. Dice que “de manera grotesca y cruel ataca a un compatriota beneficiado con una medida de libertad”. No puede desmentir que llevó a su despacho a un sentenciado por narcotráfico, primero en EEUU y después en Venezuela. Dice que el hombre está trabajando con gallardía y tiene hijos. También Iris, tienen hijos muchas de las víctimas del narcotráfico, los que están huérfanos o murieron siendo inocentes. Lo brutal de la respuesta de Iris es que el preso, que fue dejado en libertad, “va a demandar a la periodista por difamación”. Que lo haga Iris. Y ayúdalo tú poniendo a los abogados de tu despacho a que lo asistan. Usa el poder para tratar de silenciarme. Es posible que quien nunca ha cometido un delito en su vida, termine en la cárcel. Y el preso de tu despacho, sentenciado dos veces por narcotráfico, siga en libertad. Pero no me amenaces. Antes en el pasado me demandaron adecos y copeyanos, luego un chavista, ahora promuévelo tú. De todas maneras Iris, ruego a Dios porque te llene de bendiciones a ti y a tu hija, porque te dé sabiduría para que la política carcelaria que apliques sea la encaminada a liberar a presos por delitos menores y no a narcos y asesinos.

AYUNO. Es el pastor Rubén Gómez, del Ministerio Restauración de la Iglesia Mi Rey. Le envió misiva al gobernador Adán Chávez. “Posiblemente, no te acuerdes de mí; desde aquellos días de los preparativos del movimiento insurreccional del 27-N de 1992, cuando nos reunimos en la Iglesia Santa María Goretti”. Le pide que le lleve al presidente Chávez el siguiente mensaje: “Convocar un ayuno nacional, el 23/01/2012, de 6AM a 6PM, absteniéndose todo el pueblo de ingerir alimentos y bebidas, por 12 horas; los niños hasta las 12 del mediodía”. El propósito es “romper toda ligadura de impiedad que haya en la patria de Bolívar y para que nuestro Gran Dios y Salvador Jesucristo (Tito 2:13-14), derribe los aviones de la OTAN Y USA, que vendrán a bombardear nuestra amada patria. El Señor nos dijo que si el Presidente obedece al Mensaje de Dios, el Señor le dará la victoria definitiva sobre sus enemigos internos y externos. Si no obedece, las tropas de los ejércitos de satanás invadirán a Venezuela”.

BÉCQUER. Gustavo Adolfo un día escribió: “—Yo soy ardiente, yo soy morena,/ yo soy el símbolo de la pasión,/ de ansia de goces mi alma está llena./ ¿A mí me buscas?/ —No es a ti, no./ —Yo soy un sueño, un imposible,/ vano fantasma de niebla y luz;/ soy incorpórea, soy intangible:/ no puedo amarte./—¡Oh ven, ven tú

BANESCO. Gracias por el hermoso disco, Üpünnose Auyepü volveras por mí, que nos enviaron. Es del coro infantil y juvenil Kanaima. Los cantantes son niños pemones, indígenas nuestros, que viven en el estado Bolívar. Hay un par de canciones en español, pero la mayoría es en pemón. Al oírlos, uno supone que así cantan los ángeles. “La Coral Infantil Kanaima es el resultado del afanoso trabajo de la músico Raquel Acevedo y de una comunidad, Kaunwaripa, a 30 minutos de caminata de la laguna de Canaima”, dice Juan Carlos Escotet en la presentación. Los temas son demasiado hermosos. Los teléfonos de Raquel son: 0416-2161909, 0414-8775349 y 0289-5401701. Email: shalomiraquel@yahoo.com

MARIO SILVA. Varios seguidores enviaron a mi Twitter @SebastianaB mensajes advirtiendo que Silva en La Hojilla aseguró que di una entrevista a NTN24 donde me referí a la relación del general Rangel Silva y el jefe de las FARC alias Timochenko. Además que por esa entrevista me llevé un regaño del Sr. Croes. Silva miente. Lo reto a que transmita públicamente la entrevista o la llamada de NTN24. Pídele a los cuerpos de seguridad, que te sapean todo, a que te digan si esa comunicación existió. Jamás di entrevista alguna en el que estuviera un zar antidrogas, ni Antonini y mucho menos me he referido a la designación del nuevo ministro de la Defensa y la relación con el jefe guerrillero. Y si no lo he hecho, es porque tengo bastante cuidado de no hablar sobre cosas que no me constan. Es verdad que desde hace años he advertido sobre la presencia de grupos irregulares en la frontera. También sé de relaciones entre funcionarios venezolanos con la guerrilla. Jamás me atrevería a decir que eso es una política de Estado, porque cada quien puede personalmente tener las amistades y las relaciones que quiera. Y a pesar de lo que dijo la revista Semana, no tengo ninguna evidencia que esa relación entre Rangel Silva y Timochenko exista o existiera en el pasado. Y por otra parte, si alguien sabe de respeto hacia el ser humano es el Sr. Croes, quien ha ejercido durante tantos años el periodismo. El personal de Quinto Día, no recibe órdenes de su jefe para que diga y haga las cosas a su capricho: en eso somos bien distintos a ti, Mario Silva. Aquí creemos en la libertad de pensamiento, en el respeto al periodismo, de lo cual usted no tiene ni idea. Por lo menos trate de no ser mentiroso, ya que es difícil que no logre ser un canalla.

    COLUMNAS
    LO MÁS LEIDO